sábado, 12 de noviembre de 2011

NO SE PUEDEN CUADRAR CÍRCULOS.



La temporada de invierno se acerca cada día más, el pasado sábado el Pico Gallinero lucía blanco "ariel", una imagen a veces poco habitual para estas fechas. Aún falta una nevada de las de verdad, aunque lo que ha caído está preparando la montaña para las nuevas nieves. En principio, se esperan nevadas a lo largo de la semana que viene, quizá de sureste, suelen venir con más nieve. A ver lo que dejan las nubes en Cerler.

Esta semana ha sido difícil, ya que he vuelto a intentar cuadrar un círculo, y como no se puede... quizá haya tomado alguna decisión no muy lógica, de la que seguramente el futuro me pasará algún tipo de factura. No lo sé, las personas somos complicadas a veces o quizás todo el tiempo, siempre he pensado que con todo lo que aquí predico sobre el freeride, debería aplicármelo más a mi vida diaria. Esto me cuesta hacerlo, sé que la vida al igual que las líneas que bajamos en la montaña, las podemos preparar, pero una vez comienzas a bajar puede haber un montón de factores que no habías previsto, como nieve cambiante, alguna roca escondida, placas de hielo, etc. En la vida pasa lo mismo, podemos prevenir ciertas cosas del futuro, pero deberíamos o quizás debería, dejarme llevar más por la línea que ésta me va marcando y no intentar tener siempre todas las líneas previstas.

Espero aprender de las cosas que hago, ya que a veces pienso que no son del todo acertadas, aunque me den más seguridad en proyectos o ideas prefijadas, debo aprender a dejarme llevar. Ya que las decisiones que tomamos en ciertas ocasiones afectan a otras personas en mayor o menor medida, y éstas pueden causar cierto daño, aunque no sea nuestra primera intención. Amor, dolor, alegría, tristeza, gozo, pena, felicidad... son palabras muy unidas a la vida, intentaré coger las palabras más positivas y luchar por desterrar las negativas, tanto conmigo mismo como con las personas que me rodean, aunque a veces todas estas palabras y otras muchas más van demasiado unidas. Encontrar el balance perfecto sería lo ideal, pero éstos últimos días me he dado cuenta que es difícil conseguirlo, muchas veces por culpa del egoísmo personal y la falta de empatía hacia la gente más cercana y que más te quiere. Intentaré cambiar alguna cosa que no funciona bien en mis estructuras mentales y dejar que el corazón y la pasión me guíen más, como lo hacen en la montaña cuando me dispongo a bajar con mi snowboard o mi bici.

Porque a veces la vida también es un freeride...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La vida no es tan complicada,suerte...

Anónimo dijo...

disfruta de lo que tienes, otros no pueden. Disfruta de las personas tanto como de tu snowboard.

Anónimo dijo...

Disfruta más de lo que vaya surgiendo en cada momento,puedes tener cosas planificadas pero otras que surjan te pueden romper esos planes, y eso no tiene que ser negativo. Muchas veces me siento identificada con tus comentarios y por eso te entiendo.Hay que vivir cada momento como venga aunque no lo tengas planificado. Nos vemos.....
Patricia