lunes, 23 de agosto de 2010

RAINBOW & RIDING.

Pasan los días en Whistler, ya solo me queda menos de una semana por aquí, ha sido un verano largo, cansado, divertido, a veces tedioso, etc. Ayer llovió casi todo el día, también el día anterior, han sido de los pocos días de lluvia en todo el verano. Parece ser que julio y agosto son bastante secos en esta zona, además de calurosos, algo que he sufrido muchos días en el park.

Dos meses son muchos días de riding aquí, si los mesuras puedes salir vivo, el terreno es lo complicado que quieras que sea, depende de la técnica, habilidad y velocidad. Si una cosa me ha quedado clara después de tantos días montando es que no creo que repitiera el viaje, quizá tres semanas para montar son suficientes, dos meses es mucho tiempo. He echado de menos mi bici de enduro, mis cañas con limón, los carajillos, familia, amigos, el valle, etc. No sé si será la "edad" o las ganas de preservar mi integridad física, pero quizá ya no esté para "trotes" intensivos de bici. Si me hubiera pillado con quince años menos este viaje, hubiera sido la bomba, o quizás estaría en un hospital.

La experiencia ha sido buena, pero para el próximo verano habrá que buscar fronteras nuevas, proyectos quizá diferentes o simplemente disfrutar de las cosas más cercanas. Ya veremos, aunque la idea de hacer un invierno austral empieza a rondarme la cabeza.

Nos vemos pronto en España.


Rainbow sobre Whistler.


Riding en Ninja Cougar.

No hay comentarios: