domingo, 9 de mayo de 2010

DESCUBRIENDO CAMINOS POR EL VALLE DE BENASQUE.

Publico hoy, las fotos y el "post" de la salida con las bicis de pedalear del domingo pasado en el Valle de Benasque. Estuvo lloviendo el sábado como todo este fin de semana, pero aprovechamos el sol de la mañana del domingo y quedamos en Castejón de Sos: Nico, Lucas, Celia y yo.

La idea era hacer algo suave, ya que nuestra amiga Celia aún está poniéndose la pilas en el tema "bici". Aún así, finalmente decidimos hacer una ruta de no muchos kilómetros, pero con desniveles fuertes de subida y una bajada técnica que yo no conocía. De esta manera se pondría las "pilas" nuestra invitada, je, je.

Saliendo de Castejón de Sos.

Salimos de Castejón de Sos en dirección a Villanova, con la idea de pillar un pista que te deja muy cerca de la zona de salto en parapente de Chía.

Señalización de camino para bicis.

La pista de subida se pone enseguida muy "pina", al principio tiene unas rampas de desniveles considerables, mi enduro se hacía pesada por momentos.

Gallinero, cara sur oeste, las veces que he bajado en snowboard por allí...

Lucas y Celia, subiendo la pista "infernal".

Tanto Nico, como Celia y Lucas, subieron ligeros con sus bicis de "all mountain", yo iba un poco por detrás pero todo fino.

Nico, en el Cantal de Arnaldico.

La parte más guapa de la subida en el camino del "Cantal de Arnaldico", empieza con una rampa dura, pero luego se suaviza en un single trail cubierto de árboles, solo casi al final del camino hay que poner el pie en tierra para hacer unos pocos metros repletos de hojas si están mojadas, ya que hay varios escalones y piedras poco salvables si vas montado en la bici.

Vistas llegando a Chía.

En cuento llegas arriba, sendero rápido hasta Chía, con vistas magníficas, vacas pastando y ganas de dar pedales.

Comienzo del "single" hacia El Run, al fondo el pueblo de Gabás.

Una vez llegas a Chía, saliendo del pueblo tomamos el camino con el que puedes dar la vuelta a toda la Sierra de Chía desde el sur. Subimos unos pocos minutos y cuando nos pusimos encima de El Run, paramos para descansar un momento, bajar sillines, abrir suspensiones y prepararnos para bajar el single trail que conecta este camino con la población de El Run.

Una parada de espera.

El camino es "canelita en rama", estaba un poco lleno de hojarasca, pero se hacía muy bien. Es largo, con desnivel, con algún paso técnico, rápido por sectores y muy divertido. Nico bajaba delante de mí e íbamos todo el rato gritando cuando resolvíamos una curva difícil o un paso complicado. Fuimos esperando a Lucas y a Celia, que se lo batió como una jabata. Se llevó alguna pequeña moradura de recuerdo, pero sin "dolor no hay gloria".

Single trail hacia El Run.

El camino se acaba en El Run, de ahí a Castejón por un camino que bordea el río Esera y a casa. Despedida de los colegas, todos enteros, y ganas de volver a hacer el single trail final de esta ruta, la próxima vez que suba al Valle desde mi destierro zaragozano.

Aireando las shimano y la mochila.

Ride hard!

No hay comentarios: